El psicólogo

El psicólogo- Doctor, fíjese que no me aguanto de ir al baño y siempre me hago pipí encima. El otro día fui al cine y cuando acabó la película ya estaba todo mojado ¡y ni cuenta me había dado!
El doctor le dice:
- Caballero, esto es para un especialista, déjeme recomendarle un urólogo amigo mío.
El doctor abre el cajón donde guarda las tarjetas de presentación y coge, por error, la de un psicólogo que conocía.
Tiempo después encuentra al paciente y le pregunta:
- Oiga, amigo ¿Cómo le fue con su problema?
- Muy bien, doctor -le contesta- El especialista que me recomendó es muy bueno.
- ¿Ah, sí? ¿Entonces ya no se hace pipí?
- Sí, todavía me lo hago... ¡Pero ya no me importa!