La escayola

La escayolaUn albañil tiene la mala suerte de que un par de días antes de su boda, le cae un ladrillo en el miembro viril, diagnosticándole una rotura parcial del ligamento cruzado interior escrotal. Como consecuencia, tienen que escayolarle el miembro. En cualquier caso, decide no contarle nada a su prometida y pasar como pueda el día más importante de su vida.
Ya estando en la habitación en la noche de bodas la novia le dice:
- Mira, Pepe ... estos labios que nunca han besado nadie, son para ti...
El sonríe con mirada aprobadora de satisfacción y ella prosigue:
- Pepe, estos pechos virginales que nadie ha tocado, son para ti...
Pepe vuelve a sonreír y ella sigue:
- Mira Pepe, este chichi que nadie ha visto jamás, es para ti...
Pepe, que ya no puede más, se baja los pantalones y los calzoncillos mostrándole el miembro escayolado y le dice:
- ¡¡¡Mira María, sin desembalar, toda para ti!!!