La muerte tranquila

La muerte tranquilaDos amigos:
- Tío, el cumplir años a veces me hace pensar en la muerte...
- A mí también... ¿has pensado cómo te gustaría morir?
- Sí, tranquilamente, incluso dormido... como mi abuelo, aquel que era conductor de autobuses... ¡y no histéricamente, como aquel grupo de pasajeros estúpidos!