Las viejas en el ambulatorio

Dos viejas sentadas en el ambulatorio, allí llevaban dos horas haciendo punto, y le dice una a la otra:

- Antonia, ¡tengo el culo dormido!

Y dice la otra:

- Sí, ya lo sé, lo he escuchado roncar dos o tres veces...

Temática: