Prudencia

Para que sirva de ejemplo

Para que sirva de ejemploMe gustaría compartir mi experiencia contigo, sabiendo que bebes y, aun así, sueles conducir.
El pasado sábado no sé cuántas cervezas y cuantas copas bebí. Pero, sabiendo que no estaba bien, hice lo que nunca antes había hecho. Dejé mi coche en el parking y cogí un autobús.
Resultado: llegué a casa sano y salvo, sin el más mínimo incidente y con la satisfacción del deber cumplido.

Cuándo parar de beber

Cuándo parar de beberUn tipo entra en una tasca y pide una cerveza. La termina, saca una foto del bolsillo, la mira y pide otra.
4 cañas después, habiendo repetido la misma rutina tras terminar cada una de ellas, el camarero, intrigado, le pregunta que por qué después de cada cerveza mira la foto.
- Es la foto de mi mujer. Cuando empiezo a encontrarla guapa sé que es hora de dejar la bebida y volver a casa.

¿Sabes quién soy yo?

¿Sabes quién soy yo?Un tipo que trabaja en una empresa, agarra el teléfono y llama al recepcionista de la oficina y le dice:
- ¡Hey, Raúl, menea ese culo y súbeme un café y dos empanadas! ¡y rapidito!
Al otro lado del teléfono se oye una voz varonil que dice:
- ¡Idiota! ¡Se ha equivocado de extensión! ¿Sabe con quién está hablando? ¿Eh? ¡Soy el Director General!
El tipo, alterado, le responde:

La toma de la ciudad

La toma de la ciudadDurante la guerra civil en Rusia:
- ¡Hurra! ¡Los nuestros han tomado la ciudad! ¡Hurra! - grita un partisano.
- ¿Y cuáles son los vuestros? - le pregunta uno que pasaba por ahi.
- Pues... bien, los que han tomado la ciudad - responde prudentemente el partisano.

Adivinanzas aristocráticas

Adivinanzas aristocráticasEl Marqués de Duboi ha ido a tomar el té a la casa de campo de la Duquesa de Flores, a la que acompañan unas amigas.
- Buenas tardes, Marqués, siéntese y tómese una tacita de té con nosotras, en este momento jugábamos a las adivinanzas. Únase a nosotras, por favor.
- Por supuesto, duquesa -responde educadamente

Suscribirse a RSS - Prudencia